ATENTOS, ACTIVOS

Por Víctor Mayo Shivananda

Atravesamos un período de muchas posibilidades en el orden evolutivo, siendo a la vez un período de altas tensiones, tanto internas como externas. Una de ellas es una notoria emergencia de programas kármicos en el momento presente, generado por la progresiva disminución de la fuerza de gravedad a razón de las fluctuaciones del campo electromagnético de la Tierra

También puede verse esto como la oportunidad de que las almas que aún no han roto muchas limitaciones y rastros de dogma impregnados en sus programas de memorias pasadas puedan avanzar hacia sí mismos con menos tensiones y fricciones internas.

Dentro de esta hermosa y a la vez ardua tarea evolutiva de la Humanidad, sabemos que, en la medida que las Esferas en asistencia abren su estrategia de avance, la fuerza contraria también gesta retaliación. El verdadero Iniciado también sabe que el avance por el Sendero Interno requiere de la aceptación de esta fuerza contraria manifestada, en principio, en nuestro propio ego y después en toda la demoledora fuerza externa que trabaja en oposición al Plan de cada Alma.

Hemos ahondado en muchos aspectos del trabajo espiritual y hemos podido, cada vez más, comprender la demora y la distorsión que se ha hecho del Plan Original a través de las religiones establecidas. Sabemos que es tarea de los verdaderos Maestros combatir en Amor esas dilaciones, desentrañando muchos eventos de nuestra historia oculta como evolución y como raza.

Existen, además, otras formas de desviación del Plan, mucho más sutiles en su elaboración. Se trata de programas o códigos que se infiltran en la conciencia colectiva, no sólo para seguir demorando a los demorados, sino también para desviar a los que intentan alcanzarse.

Estos diseños de distracción y control se fundamentan en la proyección de modelos de enseñanza espiritual que, adoptando muchas verdades parciales, que suenan bien al neófito o al buscador superficial, dejan colar líneas de información hábilmente concebidas entre las pulsiones del ego colectivo y las medias verdades de la espiritualidad light; cercenando y desviando definitivamente cualquier intención de transformación y reconexión cósmica.

Dentro de estas líneas de distorsión, una de las más importantes y quizá mejor diseñada, es la que toma casi toda su fortaleza de los vacíos de los seres pseudo espirituales. Transpola patrones del ego a la vida espiritual, tales como competitividad, falta de unidad, soberbia, y un largo etc.

Su matriz se fundamenta en la falsa noción de que el conocimiento racional produce la elevación de la Conciencia, lo que genera altos niveles de angustia espiritual, propicia la imposibilidad de centrarse en la transformación interna  y desvincula a las Almas de las Esferas de Luz en Asistencia.

Este programa cada día es más fuerte. Instala en la mente racional la idea de que siempre hay algo más por saber. Se tiene la sensación de que no se adquiere nunca la información suficiente.

Los seres se inquietan, influenciados por el patrón de que hay información que desconocen y que necesitan alcanzar. Se piensa que probablemente otros seres o grupos manejan esa información y se fortalece la sensación de desplazamiento, de exclusión.  Es un programa de distracción muy bien articulado que genera la demora y, lo más delicado, el estancamiento del proceso espiritual en la mente racional, un laberinto sin salida.

La oferta espiritual actual es avasallante. Los verdaderos grupos espirituales de Ascensión, aquellos que tienen conductos activos al ser guiados por Seres Realizados, pasan inevitablemente como parte de una masa informe de oferta iluminadora, y la posibilidad real de reconexión cósmica se pierde en el mar de la espiritualidad edulcorada por egos místicos y superficiales, que manejan poder y formas menores de sanación fenoménica.

Esta delicada realidad, producto de las formas de control existentes en el planeta y de la propia ignorancia que enarbola el hombre, teñida de una inusitada soberbia de negación cósmica, sólo puede ser observada una vez que el Despertar Espiritual es un hecho.

La respuesta a esto es la voz del corazón y la serenidad interna. La Fe en que se acciona hacia el Propósito y la confianza en la Guía.

Para aquellos que aún no llegan a captar esas frecuencias, se podrían considerar los siguientes aspectos como fundamentales para garantizar un avance espiritual a la medida de la voluntad e impulso de trascendencia de cada Alma:

  • Vincularse a Senderos o Escuelas con conducto de Luz activo.
  • Garantizar la elevación de la frecuencia vibratoria a través de un cambio de alimentación. Esto podría originar muchos detalles que no se consideran en este escrito.
  • Procurarse un entorno o ambiente adecuado en cuanto a espacios no contaminados.
  • Propiciar una convivencia armónica y consciente con las Almas que te rodean.
  • Iniciarse en el conocimiento del control de las corrientes internas de energía, para la modificación y reorientación del ADN.
  • Realizar prácticas conscientes de respiración y meditación diariamente. Es la única forma de reconectarse a las formas del Ser Cósmico que realmente somos.
  • Conocer las formas de reconstruir campos electromagnéticos de alta frecuencia a través de Rituales traídos de otras Esferas. El Ritual es una ciencia cósmica de ascensión superior a la Ciencia actualmente desarrollada por el hombre.

Si estos aspectos están contemplados en el Sendero Espiritual que se transita, es el momento de bajar la angustia generada por los distractores, y enfocarse simplemente en el trabajo interno.

Om Namaha Shivaya

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Suscribete a nuestro newsletter